Banner
 
Publicidad en ElCorreoExtremadura.com
16 de Diciembre. 08:09 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cultura, literatura, historia, música
LOS RELATOS DE MARÍA

El chacachá del tren

10 de Enero | 12:08
El chacachá del tren
El señor Indalecio y el señor Venancio se pusieron cómodos en el banco de la vieja estación de tren donde se reunían siempre. Se ajustaron la boina, sacaron su respectivo cigarro de su respectiva pitillera y empezaron a fumar con parsimonia. Entre los dos juntaban más de ciento sesenta años y como es normal a su edad, estaban de vuelta de todo. Sus callos, fruto del duro trabajo arando la tierra y las arrugas, producto de las largas jornadas al sol, encerraban una sabiduría ausente en cualquier libro de historia y muy presente en los "varapalos" de la vida.
 
Al señor Indalecio y al señor Venancio a parte de una amistad inquebrantable les unía una misma afición desde que eran pequeños, lo que ellos llamaban: El chacachá del tren. Desde críos les emocionaba ver pasar esa mole de hierro y humo que les devolvía el efusivo saludo en forma de ensordecedor pitido. Los ancianos lloraban como dos niños pequeños que se acabarán de encontrar con la madre.
 
A lo largo de su vida habían visto como el progreso se extendía por la tierra roja, las encinas, las viñas, las dehesas..., de su amada Extremadura. Todos estos parajes eran cruzados por alguna línea, partiendo su paisaje lo mismo que una cicatriz desfigura un bello rostro. La pareja había contemplado con el transcurso del tiempo el avance de los trenes y el envejecimiento, de los raíles por los que circulaban éstos. Las infraestructuras no acompañaban a las modernas máquinas que la atravesaban hasta que éstas mismas, también dejaron de ser modernas.
 
Al señor Indalecio y al señor Venancio la paciencia y la pena se les quemó oyendo hablar a los que ellos denominaban: El prestidigitador de turno. Una suerte de predicador pretendiendo hacer magia con sus palabras y convencer al llano pueblo de que todo era posible. Los había de todo tipo y abanderando muchos colores, pero la variedad no servía para nada cuando el resultado era el mismo, el más rotundo y sonoro fracaso en el propósito de traer trenes y raíles nuevos. Las promesas incumplidas dejaban el mismo desencanto que se sufría al descubrir el truco del espectáculo y la lógica consecuencia era que, nadie más volvió a creerse el cuento de El prestidigitador de turno.
 
Los dos señores, Indalecio y Venancio, se ajustaron la boina y se acariciaron las arrugas con los callos de sus manos. Sacaron el décimo cigarro de su pitillera y con parsimonia siguieron fumando a la espera de la obsoleta locomotora de las tres de la tarde. Hoy, para no variar también traía retraso. Se preguntaron qué habría sido está vez. Una avería con fuego, una sobrecarga del motor en medio del campo obligando a la gente a bajarse con cuarenta grados a la sombra o tal vez como aquella Nochevieja, dónde un nuevo fallo técnico los dejó a la intemperie en medio de ninguna parte y bajo el frío de Diciembre. Muchas eran las interrogantes como tantas las incidencias. Los dos suspiraron, sabían de sobra que Extremadura no se merece un retraso y un olvido tan grande en su progreso. Se miraron de nuevo y en sus tristes ojos pudieron leer sus pensamientos, en el recuerdo siempre estará el chacachá del tren.
 
Fin.
 
©María Martínez Diosdado.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.