12 de Julio. 17:43 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura
ESPERPENTO POLÍTICAMENTE INCORRECTO

El chacachá del tren

24 de Octubre | 11:34
El chacachá del tren
Las reivindicaciones ferroviarias en Extremadura son cíclicas, cada cierto tiempo a algunos extremeños les entra el  frenesí  ferroviario. De  repente, como en un “dèjá vu”, vuelven a percatarse de que, en tema tan primordial, se les sigue engañando desde las instituciones públicas tanto autonómicas como nacionales y presos de indignación se lanzan a los medios y a la calle para exigir que, por fin, Extremadura tenga un tren del siglo XXI.

Nuestra Comunidad comenzó bien pronto a contar con ferrocarril. Ya en 1881 se inauguró la línea Madrid-Cáceres-Portugal y, en 1893, La Ruta de la Plata Plasencia-Astorga aunque no estuvo totalmente operativa hasta 1896. En la provincia de Badajoz, en 1866 se completaba la línea Madrid-Ciudad Real- Mérida- Badajoz- frontera portuguesa. Es decir que para los gobiernos de turno  de finales del XIX Extremadura debía estar bien comunicada por vía férrea. Sin embargo, y aunque podemos decir que se mantuvieron todas la líneas operativas hasta mitad de los 80, ya en el siglo XX, la realidad es que apenas  se invirtió ni en el trazado, ni en los trenes, y viajar a Extremadura en tren era toda una odisea, pues uno podía adivinar cuándo salía, pero era imposible saber cuándo llegaba.

A partir de 1984 comienza el desmantelamiento del ferrocarril extremeño, el déficit de RENFE lo tenía que pagar alguien y Extremadura tenía casi todas las papeletas, La Ruta de la Plata pasó a mejor vida a partir del 1 de enero de 1985 para pasajeros y, 10 años después, para mercancías. También se suspendieron varios servicios de viajeros en distintas líneas, culminando el expolio con el desvío del tren Lusitania por tierras salmantinas hace unos años.

Hecho este corto relato histórico de las aventuras y desventuras del tren en Extremadura, a uno, que ha escrito mucho sobre esto, y que incluso como portavoz parlamentario regionalista osó  pedir explicaciones y exigir a los orondos prebostes autonómicos que pelearan por el  ferrocarril extremeño (más veces que nadie, como se puede comprobar en el diario de sesiones), sólo le queda despotricar, sí, despotricar contra todos aquellos que teniendo el poder de pedir y la capacidad de dar, han privado a mi querida Extremadura de tener un transporte público por ferrocarril digno  que favorezca su desarrollo comercial y turístico.

Me rebelo contra el contumaz conformismo de gran parte del pueblo extremeño y de sus políticos, y también contra los líderes nacionales que vienen a Extremadura a recolectar votos cada cuatro años (últimamente cada menos) prometiéndonos “el oro y el moro” para luego engañarnos vilmente.

Presumir de “romper cristales” dentro de nuestra Comunidad tiene poco mérito. Los cristales hay que romperlos donde “se cuecen las habas”, donde se deciden los presupuestos generales del estado y se reparte los peculios. A nuestros políticos del primer nivel les entra una especie de ”garrotillo” en cuanto salen de las fronteras extremeñas y a alguno le ha dado hasta algún patatús. Claro que teniendo a diputados y senadores  tan aguerridos defendiendo su tierra y  su gente quién necesita más infantería.

Nuestro Presidente Autonómico se ha reunido recientemente con el nuevo Ministro de Fomento para, por enésima vez, y ahora que se atisba un posible pacto presupuestario, ver si es posible acabar la línea férrea Madrid- Badajoz para que viajar en tren a Extremadura deje de ser una surrealista aventura lenta de final incierto y puedas decir a tus seres queridos a qué hora llegarás sin riesgo a equivocarte.

Mi última parrafada, para la olvidada línea Ruta de la Plata, el “Corredor Atlántico Interior”, la conexión por ferrocarril norte-sur de España por occidente, asesinada por el gobierno del PSOE con la connivencia del PP de Castilla-León. De esta línea ya ni se habla, y naturalmente, de su importancia para el desarrollo del oeste español menos. Y es que somos pobres hasta para pedir. Lo que yo les decía, les entra el “garrotillo”.

DB



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.