Publicidad en ElCorreoExtremadura.com
25 de Agosto. 03:02 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Opinión-Editorial

Apretando los dientes

25 de Marzo | 11:44
Apretando los dientes
Pasé por unos de los lugares de marcha de la ciudad el viernes por la tarde y allí estaba el establecimiento de siempre, aunque ahora pintado de blanco como si fuera un gran mascarón; al lado, el siguiente, con la misma puerta estrecha por la que entrar, y un poco más al fondo de la calle, aquel que yo conocí de librería y que hoy es (también) uno de bares para visitar por la gente noctámbula. Se mantiene el pequeño hotel en la acera de enfrente y al caminar, sales a una plazoleta luminosa, rehabilitada por nosotros con mimo para volverla habitable, algo que al parecer conseguimos pues está llena de mesas y sillas donde se sientan personas de muy diversa condición. Y eso que han quitado los maceteros con flores llenas de color y en la fuente el agua no corre. 

La ciudad es hermosa, pero está muy triste. O quizá sea que yo la miro con tristeza, en los últimos años se ha teñido de gris, de cemento, de coches y la siento como desvaída, demasiado parada, como detenida en su propia marcha en el tiempo. 

Muchos de mis estudiantes no conocen la ciudad. Cuando yo les pido que trabajen sobre algún entorno cercano y privilegiado de la misma han de preguntar, o interesarse en Google. No pasaría nada, nunca pasa nada, si fuera su primer año de vivir aquí, siendo ellos de algún pueblo de cualquiera de las provincias, pero no es el caso, llevan habitándola dos, tres, cuatro años, y aún algunos no saben con exactitud dónde está el Museo Provincial y de lo qué éste dispone. Por citar solo un ejemplo. 

Yo he caminado mucho por las ciudades en las que he habitado, para hacerlas mías. Para conocer un sitio tienes que caminarlo muchas veces, visitar sus rincones, fotografiar con la mirada sus calles, y hasta los rostros desconocidos de sus gentes. Para respirar su aura. Y no hay otra. En la Zamora, Salamanca o Valladolid en las que me crié, lugares de mi niñez y juventud, era difícil que se me escapara alguna esquina de cuantos sitios eran correctos que visitara una niña como yo era entonces. Y solo así se las ama porque se las interioriza y se las entiende. 

La soledad que me produjo la muerte de algunos de mis seres queridos me llevó a memorizarlos a través de cuantos lugares fueron también suyos. Desde la nostalgia y el dolor también puede ser contemplada una ciudad, unos barrios o un río. La gente con la que te cruzas no lo sabe, pero tú caminas por donde otros caminaron, recuerdas conversaciones o retazos de ellas y reconstruyes pedazos de vida, deseando que el recuerdo no se escape del todo, para intentar aplacar lo terrible de la separación. Y así, una y otra vez, hasta que te inmunizas. O crees que lo haces. 

Pienso en los desterrados, en los proscritos, y entiendo perfectamente el dolor de aquel rey que lloró amargamente cuando dejó su Alhambra, y la nostalgia con que los descendientes de los judios arrojados de España hablan de ella, tal como vi cuando visité Israel. Pobre de aquella ciudad que solo permanezca en el pensamiento de muchos desde la decepción, porque solo le quedará morir de algún modo. Lentamente. 

Carmen Heras



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.