26 de Octubre. 01:48 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

La realidad de los pobres y la realidad de los ricos

26 de Marzo | 12:02
La realidad de los pobres y la realidad de los ricos
Parece que los pobres heredan su pobreza y los ricos su riqueza. Esto no puede seguir siendo así. Cada persona merece tener oportunidades similares para alcanzar una vida digna y el desarrollo de todas sus capacidades. La enseñanza, al margen de ideologías y manipulaciones, es, quizás, el camino para conseguir esa emancipación de la persona por encima de su abundancia o carencias de origen.

He visto cómo viven y hablan algunos ricos, algunos poderosos y “superpoderosos” que presumen de su propio derroche millonario y cuando se les pregunta qué piensan de los que no tienen para comer, responden a secas “los culpables son ellos”.

Quizás la palabra que podía definir la imagen causada es la de perplejidad, la de absurdo, egoísmo, … así podría seguir añadiendo adjetivos de indignación por esa falta de sensibilidad ante los que tienen la urgencia del hambre o de cubrir las necesidades más elementales, que son similares en cada cuerpo y persona humana. No atrae su dinero ni su ostentación, más bien impresiona su incapacidad de ponerse en el lugar y la urgencia del hambre. El dinero, sin duda, es un instrumento necesario para todos. El problema está en que sirva de modo tan desigual para unos y para otros o que sea adquirido a costa del trabajo ajeno. No es razonable que alguien que trabaja no pueda cubrir, a veces, ni siquiera las necesidades más elementales suyas y de su familia.

Aunque la culpa de su realidad concreta, en algún caso, la pudiera tener el propio individuo, no dejaría de ser hombre, de ser humano y despertar en los demás la solidaridad más espontánea.

Al hablar de la realidad de los ricos y de comportamientos como los indicados anteriormente, no quisiera que se viera a todos con los mismos valores ni las mismas reacciones. Pienso en la generosidad de algunas personas, cuya sensibilidad ante los más necesitados y la sociedad en general, es conocida.

El instinto de supervivencia puede llevarnos a la acumulación de bienes para conseguirlo, pero ese instinto de supervivencia tiene que pasar a ser derecho de todos. El instinto de acumulación de bienes contaminado por un egoísmo insano no puede servir para mantener unida a una sociedad de hombres libres y teóricamente solidarios.

No podemos hablar seriamente de derechos humanos, ni del substrato cristiano de nuestra sociedad si no somos capaces de encajar los valores de la libertad, la justicia y la igualdad y saber distinguir la urgencia de la sed y del hambre de la misma coherencia lógica y de aquéllos que, siendo valores importantes, pueden esperar y aguantar más que el hambre o la sed.

Desgraciadamente, en algunas democracias no se ha pasado, todavía, de los derechos formales a los derechos auténticos y efectivos.

Me alegro, por otra parte, del uso de palabras como compartir, solidaridad y otras que barajan con facilidad nuestros niños.

¿Y qué le aconsejaríamos a los ricos y súper ricos?

No me creo la persona adecuada para dar consejos. Creo que está al alcance de cualquiera rectificar determinado modo de pensar y actuar, que se olvida de que cualquier hombre tiene las mismas necesidades y derechos y requiere un tratamiento similar y solidario. En cualquier caso, se trata de derechos que, si no se cumplen, pueden derivar en agresividad para conseguir aquello que, en principio, pertenece a cada uno. La libertad debe encajar con la justicia y la igualdad de forma efectiva y solidaria.

Se trata de realidades porque las palabras sustituyen a las cosas, pero solo a nivel conceptual. Necesitamos que las palabras se conviertan en realidad, que no se queden en el mundo de las promesas vacías y sin consecuencias para aquellos problemas que deseamos solucionar.

El pobre no deber seguir heredando pobreza, sino oportunidades de desarrollo completo como persona, en condiciones de igualdad y sin privilegios para nadie.

P. CAÑADA CASTILLO



Lo más leído en Noticias
ESPECIALIZADO EN EL ASADO DE COCHINILLO EN HORNO DE LEÑA

UN BADA DE LEYENDA CAMINO DE LA GLORIA

AMAZON PREVÉ ABRIR SU PLATAFORMA EN BADAJOZ EN JUNIO DE 2022
ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
La dirección de este medio, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en este periódico digital
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.