Publicidad en
11 de Diciembre. 14:28 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cultura, literatura, historia, música
ACARICIANDO LA HISTORIA

Frey Ximeno, obispo de Segorbe

8 de Junio | 11:29
Frey Ximeno, obispo de Segorbe
Ximeno, quien en algunas fuentes aparece citado como Simón, Gimeno, o Eximeno, eclesiástico de la Orden de la Merced, fue nombrado en el año 1237 obispo de las sedes de Segorbe y Albarracín.

Se encontraba Ximeno en esos momentos en el convento que los mercedarios tenían en Barcelona, por lo que tuvo que partir de inmediato para cumplir sus labores como obispo. Incluso el rey almohade Abu Zayd, quien era feudatario de Jaime I y  había fijado su residencia en Segorbe, aumentaba la jurisdicción otorgada a Ximeno, ofreciéndole los lugares de Alpuente, Tuejar, Domeño, y Azagra.

El obispo una vez tomo posesión de su silla en Segorbe, decidió dar la primera misa en el conocido como “baño del arrabal”, donde según dicen las crónicas “...no auia mas de tres casas de Christianos entre las muchas de los Moros. Y porque el sonido y  estruendo de la campana que se tañò, se espantaron y alborotaron los Moros, se salio de la ciudad temiendo no le sucediesse algun siniestro”. Pero a quién se le ocurre. Eso se llama tocar las narices señor Ximeno...

Sabemos que Ximeno, antes de la toma de la ciudad de Valencia y después del susto recibido en Segorbe, se encontraba presente  en la conquista de San Vicent de la Roqueta, en cuyo monasterio, por cierto, y colgada de la bóveda de una de las capillas, se encontraba originalmente el Pendón de la conquista, la Senyera, hasta que fue trasladada en el año 1836 al Archivo Municipal de Valencia.

San Vicente de la Roqueta no era más que un arrabal fuera de las murallas de la ciudad, arrabal conocido como San Vicente o Rayosa, y arrabal con una peculiar particularidad: su iglesia fue la única mozárabe de Valencia durante la dominación musulmana…, pero volvamos al tema que nos ocupa, frey Ximeno.

Una vez conquistada la plaza de Valencia, el obispo de Segorbe decidió dar una misa ni más ni  menos que en la mezquita mayor, futura catedral,  cosa que evidentemente no se le permitió. Así pues,  ni corto ni perezoso, frey Ximeno,  deseoso de oficiar una misa, lo hizo en otra mezquita próxima, a la que cristianizó poniéndola bajo la advocación de San Miguel, eso sí, en nombre del arzobispo de Toledo. El cabreo del obispo de Segorbe ante la negativa a oficiar su misa en la mezquita mayor debió de ser monumental para hacer tal cosa, al igual que monumental debió de ser el cabreo de Jaime I y del arzobispado de Tarragona al enterarse de la decisión de Ximeno.

Finalmente y tras un largo pleito entre ambos arzobispados, Gregorio IX dictaba sentencia a favor de la sede de Tarragona. Como se suele decir, con la iglesia hemos topado.

 



ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.