Publicidad en
24 de Enero. 06:28 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Toda la actualidad de Extremadura

La piel sensible

9 de Enero | 11:47
La piel sensible
¿Qué pasa con la derecha de este país? Perdón, ¿Qué pasa con alguna derecha de este país?

Si repasamos los nombres y apellidos de muchos políticos, financieros... etcétera de entre la pléyade de ellos que soportamos (y bien digo, soportamos, porque los pagamos) nos encontramos con que muchos de esos apellidos ya sonaban y resonaban durante el Franquismo.

El Franquismo, a pesar del mucho revisionismo histórico que tenemos que soportar fue una Dictadura nacida de una sublevación militar contra el Gobierno Legítimo de la República y sustentada en una Represión Continua y Continuada durante toda la existencia del Régimen.

Franco y todos los Generales y oficiales que le apoyaban fueron: Rebeldes, Traidores y Perjuros.

Ya está bien de no decir las cosas por su nombre. Traidores porque traicionaron al Gobierno Legitimo a la Constitución y a las leyes vigentes.

Rebeldes porque se rebelaron con armas.

Perjuros porque habían jurado Lealtad a la República. Pero claro, la historia y la ley la escribe el que gana y de viles traidores y perjuros pasaron a ser los adalides de la santa cruzada contra el rojo. Tenían la razón de la fuerza. Cuando la Guerra terminó, a esta pobre España no llegó la Paz, llegó la Victoria y durante más de 40 años se persiguió al Rojo y sus descendientes. Durante más de 40 años en las torres o fachadas de las iglesias de cada pueblo y lugar había esquelas en mármol o cemento con los nombres de los caídos por Dios y por España... los otros no tenían derecho a esquela ni a nicho y aún hoy andan abonando campos y cunetas.

Pero el Dictador murió y sus descendientes se inventaron la Transición (que se hizo... y se hizo con una pistola en la cabeza y un sable en la barriga) y hasta hubo bofetadas por ver quien era demócrata de toda la vida. Demócratas de toda la vida con una Ley de amnistía para todos, para oprimidos y opresores. En Alemania no se hacen misas por Hitler ni en Italia por Mussolini pero aquí  no sólo se hacen misas y se conceden subvenciones sino que hasta se permite que expolien el Patrimonio Nacional (como ocurre con las esculturas del Pórtico de la Gloria que dicen que son patrimonio de los Franco) Ahora, cuando apenas quedan culpables, cuando apenas quedan opresores u oprimidos se está intentando aplicar la Ley de la Memoria Histórica. Ley que no será tan mala cuando los gobiernos de Mariano Rajoy no la han eliminado. Esta Ley quiere dejar claro, blanco sobre negro que el Franquismo fue una Dictadura y que entre sus próceres hubo auténticos asesinos que no merecen el honor de una calle, una plaza ni una placa.

¡Que no todas la personas sobresalientes de la época eran franquistas o adeptas al régimen! Pues claro que no. Había buenas personas, como en todos sitios.

Pero han sido muchos, demasiados años en el poder, durante la dictadura y durante la democracias o este sucedáneo de ella que tenemos como para no tener la piel sensible. Ellos son los descendientes de los salvadores de España, son los descendientes de más de 40 años de represión y persecución, son descendientes de la Transición... y la única explicación que se me ocurre para esa piel tan sensible que ahora lucen es que a pesar de los años pasados, aún hoy,  se sienten victoriosos y ganadores de la guerra y aún hoy se sienten culpables de tanta muerte inocente.


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.