Publicidad en
21 de Marzo. 04:49 horas
Facebook El Correo Extremadura Twitter El Correo Extremadura  
 
Últimas noticias de actualidad de Extremadura en El Correo de Extremadura
Ir a Inicio
 
Cocina y Recetas

Aceite exclusivo y diferente

2 de Enero | 14:04
Aceite exclusivo y diferente
En su búsqueda de la excelencia y como compañía de referencia en alta gastronomía por la elaboración de algunos de los mejores aceites extra vírgenes del mundo, CASTILLO DE CANENA ha lanzado la edición limitada número XIII de su icónico Primer Día de Cosecha. Un producto muy esperado durante todo el año, que fue pionero en su categoría y que resalta entre los aceites de alta gama por su cuidada obtención, aroma, sabor y calidad.

Para la elaboración de sus preciados aceites extra vírgenes, esta almazara jienense se basa en la agricultura de precisión. Así, de forma científica y utilizando la tecnología más moderna, la compañía comprueba –en tiempo real- la situación fisiológica de sus olivos y sus diferentes necesidades durante todas las estaciones. Además, la agricultura de precisión les permite determinar el día más idóneo para dar inicio a la cosecha de cada varietal con exactitud.

NUEVA ETIQUETA

Como en cada edición, una personalidad vinculada a la cultura, el arte, el deporte o las ciencias- y amante del aceite de oliva- ha sido la encargada de diseñar la etiqueta de sus singulares botellas color cereza. A este proyecto único ya se han sumado, en anteriores ediciones, diferentes personalidades como Sara Navarro, Enrique Ponce, Joaquín Berao, Ainhoa Arteta, Manolo Valdés, Pau Gasol, Alejandro Sanz, Fernando Alonso, Roberto Verino, Raphael, Álex de la Iglesia y Sara Baras.

En esta ocasión, el escritor Juan Eslava Galán ha creado la nueva etiqueta que, por primera vez en los trece años de trayectoria del Primer Día de Cosecha, tendrá un diseño diferente para la varietal picual y para la arbequina.

El ganador del Premio Planeta en 1987 ha representado en las nuevas etiquetas dos monedas romanas de la Hispania Imperial, estampadas en relieve. Para el Primer Día de Cosecha Picual ha incluido el busto del Emperador Adriano; y para el primer día de cosecha de la variedad arbequina ha seleccionado la figura de la lechuza de la diosa Atenea, conocida en la cultura romana como Minerva, junto a una rama de olivo. 

“Desde tiempo inmemorial el Primer Día de Cosecha es objeto de celebración especial en el mundo mediterráneo del olivo. En este sacralizado día los griegos consagraban la cosecha a Atenea, diosa del aceite y de la sabiduría, y con las aceitunas recogidas por los alegres romeros hacían una primera molienda cuyo aceite se consagraba a la divinidad y se consumía tanto en las lámparas de su templo como en el banquete ritual de sus devotos. Esa memoria se ha transmitido a lo largo de las diversas culturas que han exaltado el aceite y llega a nosotros con el fervor y la celebración de su origen”, ha explicado el escritor.

Juan Eslava Galán, nieto e hijo de olivareros,  nació y vivió sus primeros años en una almazara de Arjona (Jaén). En su copiosa producción literaria, que abarca ochenta libros de diversa temática, destacan tres ensayos dedicados al mundo del olivo y del aceite, entre los que destaca Un jardín entre olivos escrito en el 2004.

Ganador del Premio Planeta en 1987 con su obra En busca del unicornio, también ha recibido otros destacados galardones, como el Ateneo de Sevilla (1991), el Fernando Lara (1998) y el Premio de la Crítica Andaluza (1998). Eslava Galán es Medalla de Plata de Andalucía y Consejero del Instituto de Estudios Giennenses; y sus obras se han traducido a varios idiomas europeos.

CUIDADA SELECCIÓN

Al diseño por el escritor Juan Eslava del XIII aniversario de la limitada colección Primer Día de Cosecha, se une el éxito obtenido en la última edición de la prestigiosa guía Flos Olei, reconocida internacionalmente.

La guía Flos Olei 2019 acaba de elegir, por séptimo año consecutivo, los aceites extra vírgenes de Castillo de Canena como los mejores del mundo al otorgarles la máxima puntuación (99/99 puntos). Un logro que posiciona los aceites extra vírgenes Castillo de Canena entre los top 20 mundiales.

Primer Día de Cosecha es el excelente resultado de todo un año de esfuerzo del agricultor y un homenaje a la mística de los primeros zumos obtenidos de la cosecha con toda su magia y alegría.

“Solo alguien capaz de percibir la magia y la belleza del olivo y su entorno, y entender el esfuerzo y el esmero que año tras año el cosechero realiza para lograr los zumos más fragantes, equilibrados y complejos, es capaz de plasmar en el escueto espacio de una etiqueta la síntesis de todas las emociones y pasiones que emanan de ese día tan especial de recolección de las primeras aceitunas de la cosecha”, ha asegurado Rosa Vañó, directora de Marketing y Comercial de Castillo de Canena.

Según Rosa Vañó, “desde que el concepto de Primer Día de Cosecha tomó consistencia en 2006, siempre hemos procurado que la persona a la que encomendábamos realizar el diseño de la etiqueta de esta botella tan especial compartiera los mismos valores de excelencia, perseverancia y esfuerzo por el trabajo bien hecho. Juan Eslava galán es nieto e hijo de olivareros; además, ama la historia y ha escrito muchísimo sobre ella. En este sentido, nos parece que ambos conceptos guardan mucha sintonía entre nuestro trabajo y su trayectoria vital y profesional, que demuestran su talento como escritor durante ya cincuenta años”.

LAS MEJORES ACEITUNAS

Castillo de Canena cuida con esmero todo el proceso de selección de las mejores aceitunas de las varietales arbequina y picual, y las recolecta en el momento óptimo de maduración.

“Este año ha sido especialmente complicado puesto que, por un lado, se ha producido un retraso acusado en el estado de maduración de los frutos y por otro, las precipitaciones recogidas a partir del inicio del mes de octubre han dificultado la propia recolección”, ha afirmado Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, quien ha apuntado que “además, ha sido necesario esperar pacientemente hasta alcanzar un estado fenológico de los frutos apropiado para obtener excelentes zumos”.

El Primer Día Picual es un aceite fragante de color verde intenso con alta concentración de clorofilas y con un perfil sensorial bastante armónico a pesar de presentar un frutado vigoroso. Posee una gran complejidad y acusadas notas vegetales: tomate verde, alcachofa, almendra verde, piel de plátano y tallo de breva. Dichos descriptores prevalecen frente a un picante agradable, perceptible gentilmente en la garganta, un ligero amargor y discreta astringencia. Se trata de un zumo aterciopelado y largo en boca con un retrogusto mentolado y de hierbas aromáticas del campo.

El Primer Día Arbequino se trata de un aceite de color verde claro y brillante con destellos dorados. Perfil organoléptico muy proporcionado, elegante, dulce, amable y armonioso. Presenta una gran diversidad de aromas vegetales, sobre todo a hierba fresca, almendra verde y macedonia de frutas, prevaleciendo -en este último descriptor- la manzana verde y la pera. Destaca asimismo su fluidez y un discreto amargo y picante en perfecta armonía con las notas frescas y dulces que están presentes en este zumo. Retrogusto almendrado persistente con un ligero toque de pimienta en garganta muy airoso. Liviana astringencia final.

Según ha indicado asimismo Francisco Vañó, “Primer Día de Cosecha -arbequino y picual- son aceites procedentes de Pagos especialmente elegidos y seleccionados de nuestra Finca. Cañada Luenga Centro en el caso del Primer Día Picual y Entrecaminos en el caso del Primer Día Arbequino”.

Esta decimotercera edición de Primer Día de Cosecha de Castillo de Canena estará presente en más de 50 países -principalmente en Europa, Estados Unidos, América Latina, Japón y Australia-, consolidándose como uno de los mejores aceites de oliva extra virgen del mundo, por su constante reconocimiento desde sus inicios.

UNA HISTORIA DE MAS DE DOSCIENTOS AÑOS

Con una historia olivarera que arranca en 1780, esta almazara toma el nombre del castillo familiar que se alza en la loma del municipio de Canena, en la provincia de Jaén (Andalucía), situado en el rico entorno del Valle del Guadalquivir, el castillo familiar da nombre a estos aceites históricos  virgen extra. Próximo a Úbeda y Baeza, ciudades Patrimonio de la Humanidad y magníficos exponentes de la esencia cultural andaluza.

El Castillo de Canena, fue erigido por los árabes sobre un asentamiento romano, se convierte en fortaleza de la Orden de Calatrava en la Reconquista hasta que en 1538 lo adquiere D. Francisco de los Cobos, secretario de Carlos V, que lo transforma en Castillo Palacio, albergando bajo su techo al propio Emperador. Fue declarado Monumento Nacional en 1931, para posteriormente ser restaurado y conservado por la familia Vaño.

El aceite es el protagonista una cultura y una economía desde hace 3.000 años, y Jaén, en el centro. Los olivares de esta empresa están enclavados en el Valle del Alto Guadalquivir, entre las Sierras de Cazorla y Mágina, en esta tierra se encuentran los olivos de esta familia olivarera que conforman una bella finca de regadío de la que se recolectan las aceitunas con las que se elabora  el aceite virgen extra de la más alta calidad de variedades clásicas como Picual, Arbequina y Royal.

UN FUTURO CONSTRUIDO SOBRE EL PASADO

En Castillo de Canena se cuida con esmero el ciclo natural del árbol conjugando la sabiduría tradicional con la tecnología más avanzada y el respeto escrupuloso al medio ambiente. Todos los olivos son totalmente mecanizables, tienen instalados el sistema de fertirrigación por goteo y cuentan con la certificación de “Producción Integrada” (A.P.I.) que garantizan prácticas respetuosas hacia el entorno natural y un sistema de cultivo racional.

La energía eléctrica necesaria para la explotación de la finca se obtiene de plantas fotovoltaicas, los restos de poda se recogen para utilizarlos como biomasa y existen varias estaciones de control de estrés hídrico de los árboles que optimizan el agua utilizada. Rosa Vaño, nos apunta “ somos conscientes de que pertenecemos a un mundo tradicional, el producto al que nos dedicamos lleva 3.000 años comercializándose. Pero sabemos que a través de la innovación desde el cultivo, los matices harán a nuestros aceites más exquisitos, más vivos y así, nuestro trabajo aportará al mundo, no sólo un producto que consumir, sino una cultura que vivir”.

Este convencimiento les ha llevado a realizar una investigación continua, desde el seguimiento de la huella de carbono, los cultivos ecológicos, investigaciones de nuevas variedades en esta zona olivarera por excelencia, mezclando los conocimientos de los científicos más renombrados, con los “maestros” de la zona.

VIAJANDO ATRAVES DEL ACEITE

El aceite no tiene frontera y por eso este “oro” liquido es capaz de trasladarnos a los lugares más recónditos haciendo un viaje gastronómico alrededor del mundo… ¡y sin movernos de casa!

Gracias al aceite de oliva Arbequina&World  podemos  ser capaces de enclavarnos hasta la otra punta del planeta con nuestro paladar, llevando los aromas y matices más característicos hasta nuestros platos… y lo mejor de todo que lo haremos a través de unas recetas tan sencillas como deliciosas…

Galería de Fotos


ElCorreoExtremadura.com | Todos los derechos reservados. Contacto - ¿Quiénes somos?
© EL CORREO EXTREMADURA
EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.